Elige el idioma.
Tkart magazine

A examen | Race Line LIGHT, el kart de alquiler de IPK en versión de carreras

Exclusive Content
alt

RACE LINE LIGHT, EL KART DE ALQUILER DE IPK EN VERSIÓN DE CARRERAS

15 agosto 2020








DE CUERDA

ARRANQUE
De cuerda, con el motor de explosión. Con botón ON-OFF en la versión eléctrica

4T - ELÉCTRICO

CONFIGURACIÓN
4T o eléctrico. La versión analizada por TKART lleva el motor 4T “Tillotson 350”

32

DIAMETRO DE TUBOS
Tubos de 32 mm para el IPK de alquiler

A MANO

SOLDADURAS
Hay dos “escuelas de pensamiento”: a mano o robotizada. IPK suelda manualmente

ALUMINIO

ACCESORIOS
Accesorios de aluminio

Mejorar el disfrute de la conducción sin que los pilotos se cansen: este es el objetivo marcado por la empresa italiana en la fase de proyecto. Resultado logrado apostando por un producto ligero, una característica positiva también para reducir el consumo de carburante y neumáticos, dos aspectos que no hay que subestimar en la gestión de un vehículo de alquiler.

Innovative Products for Karting o, simplemente, IPK, es uno de los mayores fabricantes de chasis del mundo. Su gama de productos abarca desde los karts de carreras a los de alquiler, y es precisamente a este último sector del karting, que cuenta con un elevado número de practicantes, donde llega la última novedad de la empresa italiana. Se llama Race Line LIGHT, un nombre que pone de manifiesto la característica principal de este kart, es decir, su ligereza. En la versión con motor de explosión analizada en este artículo, el peso total es de 120 kg, nada menos que 40 kg por debajo de los kart tradicionales que podemos ver en un circuito de alquiler. Para lograr este objetivo y ofrecer una sensación de conducción similar a las carreras, los técnicos de IPK han empleado un tubo de 32 mm de diámetro que conforma un bastidor cuyo diseño es, precisamente, similar al de un kart de carreras, pero que está reforzado como se debe en los puntos que más sufren las solicitaciones, como los soportes de los carenados (agrandados), los soportes en forma de C que sujetan las manguetas y las soldaduras entre los largueros laterales y el tubo frontal del chasis.
El tipo de soldadura adoptada por IPK es la manual, una solución usada tanto para los karts de carreras como para los de alquiler, y ha sido analizada por TKART en el artículo “Soldar el chasis a mano”. Mientras que, para la gestión de la soldadura, IPK deja todo en manos de personal experimentado y cualificado, para los accesorios del chasis, en cambio, se apoya en la maquinaria de última generación, con unas esmeradas labores de mecanizado.

El Race Line LIGHT cuenta con el mismo sistema que los chasis de carreras para ajustar la configuración de la actitud, empezando por la posibilidad de modificar los ángulos en el juego delantero interviniendo en el anillo roscado regulable que hay situado sobre las Cs en las que se fijan las manguetas. En el juego delantero también es posible modificar la altura mediante la colocación de tacos por encima y por debajo de la mangueta; mientras que en el juego trasero esta configuración se lleva a cabo regulando los tornillos de la estructura de soporte de los rodamientos, haciendo que la brida del eje se eleve o descienda.
En un kart de alquiler, más que los sistemas de ajuste para la configuración de la actitud, lo importante es la capacidad de adaptarlo a la estatura de los distintos pilotos de manera rápida. En este sentido, el Race Line LIGHT ofrece la posibilidad de desplazar el asiento 8 cm hacia delante y hacia atrás accionando una palanca situada en el lado derecho que permite deslizarlo sobre unos rieles.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana