Elige el idioma.
Tkart magazine

A examen | Ricciardo kart, un chasis de campeón

Exclusive Content
alt

RICCIARDO KART, UN CHASIS DE CAMPEÓN

18 octubre 2016
CIK-FIA 2015-2020

HOMOLOGACION
El fabricado en 2015 es el primer Ricciardo Kart en absoluto. Por algo el modelo se llama DR01.

KF - KFJ

CONFIGURACION
El chasis está homologado para todas las categorías. El analizado en este artículo está configurado para los karts automáticos.

30

DIAMETRO DE LOS TUBOS
Los travesaños y los largueros tienen un diámetro de 30 mm, la medida más usada para las clases KF y KFJ

ROBOT

SOLDADURAS
Birel ART fabrica los chasis Ricciardo Kart utilizando maquinaria automatizada para las soldaduras

ALUMINIO MAGNESIO

ACCESSORIOS
El magnesio se utiliza sólo para los bujes y las llantas. Los demás accesorios son de aluminio.

Ricciardo Kart: experiencia y tecnología made in Birel ART, con la firma de un gran campeón. Conozcamos en detalle el Ricciardo Kart.

Daniel Ricciardo le ha puesto el nombre, el entusiasmo... y la cara. Pero “su” kart es, en realidad, hijo de Birel ART, la histórica empresa de Lissone, que le ha propuesto esta nueva aventura al piloto australiano y ha fabricado una gama completa de vehículos para KZ, KF, KFJ, Rotax y Mini.
El modelo que analizamos en este artículo lleva la configuración monomarcha, por lo que carece de palanca de cambios y de frenos delanteros.
Empecemos por el eje delantero, un poco más largo que los anteriores (leer “respecto a los anteriores chasis de Birel ART”), tras haber notado –dicen los técnicos de Birel ART– que, en la pista, esta solución daba resultados apreciables con todo tipo de neumáticos, lo que mejora la fase de entrada en curva.
A raíz de este tipo de alargamiento, se ha reforzado la columna de dirección para hacerla más resistente. Siguiendo con la zona delantera, salta a la vista el reposapiés regulable y los pedales de aluminio, iguales que los de los anteriores modelos. Así como el sistema de regulación de camber y caster mediante un casquillo excéntrico, una solución también tradicional. Nuevas y distintas, en cambio, son las manguetas, con soportes de dos o tres agujeros (aún en fase de experimentación cuando se ha llevado acabo la prueba) a los que conectar los tirantes de la dirección.

Si se utiliza un agujero más exterior, el kart resulta más fácil de conducir y con menos penetración.  Viceversa, con los agujeros situados más hacia el interior. Aunque los agujeros múltiples no son la única novedad: en efecto, la mangueta ha sido diseñada con un eje intercambiable: quitando un simple tornillo, éstos se pueden sustituir fácilmente por otros de material diferente, más o menos duros, y también con un diámetro distinto.
En la misma línea se hallan los bujes, con rodamientos más grandes respecto a los modelos anteriores y el añadido de un casquillo interno, el cual, en práctica, forma con la mangueta un “bloque compacto”. Las novedades de la columna de dirección son las ranuras, que ofrecen tres niveles de ajuste: cuanto más se sube, menos eficaz es la acción de viraje, y viceversa si se usa una regulación más baja. Para el cubo del volante se hallan disponibles sólo dos variantes: normal o en posición inclinada.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana