Elige el idioma.
Tkart magazine

A examen | RS Kart, el go-kart que lleva la firma de Ralf Schumacher

Exclusive Content
alt

RS KART, EL GO-KART FIRMADO POR RALF SCHUMACHER

16 junio 2019







CIK-FIA 2015 – 2020

HOMOLOGACIÓN
El RS Kart utiliza la homologación del modelo Dragon Evo de la marca Praga, cuyo periodo de validez expira en 2020.

OK-OKJ

CONFIGURACIÓN
El chasis es apto para se utilizado con motores tanto automáticos como de marchas. Las fotos y análisis de este artículo están dedicados a la versión monomarcha.

30

DIAMETRO DE LOS TUBOS
En general, se utilizan tubos de 30 y 32 mm. O todos iguales, o mezclándolos. En el CRY30, todos los tubos son de 30 mm.

MANUAL

SOLDADURAS
Hay dos “escuelas de pensamiento”: a mano o robotizada. IPK, fabricante de los chasis Praga, suelda manualmente.

ALUMINIO

ACCESORIOS
Accesorios de serie de aluminio, disponibles también en magnesio.

Sin duda es una de las novedades más interesantes de los últimos años en el karting: el nacimiento de RS Kart. Una nueva marca creada por Ralf Schumacher, expiloto de F1 y DTM, con una línea de productos y un equipo de carreras propio. Los primeros karts aprovechan el saber hacer de IPK, tanto en lo relacionado con la homologación como en lo que se refiere a los accesorios.

El RS Kart no dispone de una homologación propia, puesto que las sesiones oficiales para solicitar la aprobación de nuevos chasis a la Federación tienen lugar cada tres años (la próxima será en 2021). Sin embargo, esto no impide la aparición de nuevos modelos y nuevas marcas que aprovechan las homologaciones en curso de validez: Ralf Schumacher, para fabricar sus karts, incluidos los accesorios, ha escogido el grupo IPK (empresa fabricante de los chasis Praga Kart, Formula K y OK1), utilizando, concretamente, la homologación del chasis Dragon Evo, de Praga, aprobada en 2015 y válida hasta el 2020. El chasis tiene tubos de 30 mm de diámetro y, en el modelo aquí analizado, lleva la configuración del automático, y por tanto está equipado con un sistema de frenado sólo en el eje trasero. El RS Kart le saca partido a la calidad de frabricación y la tecnología de IPK, empezando por el doblado automatizado de los tubos, que es llevado a cabo mediante maquinaria con sistema de accionamiento eléctrico. Éste, en comparación con los sistemas hidráulicos, tiene la ventaja de no depender de la temperatura del aceite (que está más frío cuando se empieza a trabajar) y, por tanto, asegura una constancia total en los procesos de elaboración y una precisión en el doblado con una tolerancia de un décimo de grado.

Por otro lado, la dobladora de tubos dispone de un sistema de recuperación de energía, similar al de los automóviles híbridos, y trabaja con 11 ejes y varias plantillas que permiten doblar todos los tipos de tubo necesarios para la fabricación de chasis de cualquier categoría de kart. Para la fase de soldadura, IPK (y, por tanto, RS Kart) cuenta con la experiencia de operadores especializados que obran manualmente sirviéndose de soldadoras de última generación. Seguidamente, cada chasis fabricado se comprueba minuciosamente para garantizar un producto que refleje los elevados estándares de producción de la empresa italiana.
Centrándonos en los detalles específicos del nuevo RS Kart, hay que destacar el soporte de estructura de caja de la columna de dirección: una solución que, comparada con el soporte formado por dos tubos soldados juntos, permite reducir las vibraciones del volante y aumentar la rigidez en la zona. Todo ello proporciona una mayor facilidad de conducción para los pilotos y una menor necesidad de corregir los giros del volante en los cambios rápidos de dirección. La fijación del reposapiés estás situada sobre la columna de dirección, lo cual es útil para regular la posición de la conducción.
En el juego trasero vemos que los soportes de los rodamientos del eje están concebidos como una estructura de caja abierta, lo que hace que el eje trasero resulte menos rígido, mejorando la capacidad de adaptación a las distintas configuraciones.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana