Elige el idioma.
Tkart magazine

A examen | Screamer III: el sistema de cambios para el kart de marchas de la casa IAME

Exclusive Content
alt

SCREAMER III: EL MOTOR DE MARCHAS DE 2019 DE IAME

25 agosto 2019







2T
TIPO

Motor de 2 tiempos, como la gran mayoría de los propulsores para kart. El 4 T tiene un reducido nicho de mercado.

125 cc

CILINDRATA
En el karting, los motores con cambio han sido siempre de 125 cc.

DE EMPUJE
ENCENDIDO

El de siempre, de empuje, con fricción liberable de mano y salida en segunda marcha.

DE MARCHAS
TRANSMISIÓN

Son dos las “grandes familias” de motores para el kart: monomarcha y de marchas. El Screamer III tiene 6 marchas.

KZ 2019-2021

HOMOLOGACIÓN
Es la del KZ de marchas, válida desde 2019 a 2021

Con el nuevo ciclo de homologaciones 2019-2021, IAME aprovecha la ocasión para dar un giro total respecto al pasado, diseñando el Screamer III, el motor dedicado a las categorías KZ. La búsqueda de prestaciones y la facilidad de uso son dos objetivos que contribuyen por igual a lograr unos mejores resultados globales.

Las novedades que caracterizan el nuevo motor de marchas de la casa IAME son múltiples y dejan asombrados, ya en el primer vistazo, hasta a los menos atentos.  Ya en la parte frontal del cilindro, por ejemplo, se notan las que, a primera vista, podrían parecer aletas de refrigeración. Se trata, en realidad, de “nervios”, cuya función, gracias a su contorno curvado, es la de proporcionar la rigidez estructural adecuada a todo el bloque del cilindro.

El cilindro es precisamente la pieza en la que IAME se ha centrado principalmente durante la elaboración del Screamer III: completamente revisionado, dispone de unos canales en el circuito de refrigeración que han sido analizados con un uso amplio de software CFD. El objetivo de los ingenieros era el de lograr un flujo de agua en el interior del cilindro que fuera más uniforme y que, sobre todo, fuese dirigido con mayor precisión allí donde hace falta.

Para lograr este resultado, se ha decidido reducir las secciones de la cámara de refrigeración, que por tanto contiene menos agua, algo que fomenta un recambio más puntual de la misma, de manera que la dispersión uniforme del calor transportado se vea facilitada. Éste es un factor más importante si cabe, en un vehículo como el kart, ya que el recambio de agua se lleva a cabo por medio de una bomba cuyo caudal depende de la velocidad con la que gira el eje.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana