Elige el idioma.
Tkart magazine

Cómo hacer para | Todos los pasos para… revisar el motor de arranque

1
Exclusive Content

6 PASOS PARA... REVISAR EL MOTOR DE ARRANQUE

21 marzo 2018
alt
alt alt
INTRODUCCIÓN

En los motores equipados con arranque eléctrico, es una presencia fundamental. ¿De qué hablamos? Del motor de arranque, naturalmente, el elemento que desempeña la función de transformar la energía eléctrica en mecánica y poner en marcha el motor del kart. El arranque eléctrico es claramente una comodidad, sobre todo si se piensa en los empujones necesarios en el caso de los viejos motores directos de 100 cc, pero incorpora una serie de elementos que sufren desgastes.

Este es uno de los motivos por los que, en los motores OK, no está previsto el arranque eléctrico, aunque son muchas, en cualquier caso, las categorías que aún cuentan con esta comodidad. Veamos, pues, cómo llevar a cabo el mantenimiento del motor de arranque, su limpieza y la sustitución de las escobillas.

1 ATENCIÓN A LAS SEÑALES

Como ocurre con todas las piezas “de más”, la presencia del motor de arranque implica tener un componente adicional que puede perjudicar la eficiencia del kart y, por tanto, hay que tenerlo bajo control. El punto débil, causa de la mayor parte de los problemas, son las escobillas, sometidas a un desgaste particular al cabo de un número consistente de arranques. En general, la rotura tiene lugar en los filamentos de la escobilla, y no hay forma de preverla de manera exacta. Lo que se puede hacer es detectar cuándo el desgaste empieza a ser excesivo, prestando atención a algunas señales.
Por ejemplo, si la batería se descarga mucho más rápidamente, llegando incluso a reducir a la mitad su autonomía.

Esto ocurre porque la sección del filamento de las escobillas se reduce, creando una resistencia que puede llevar a la rotura.
Otra señal de que el motor de arranque no funciona correctamente es si el motor del kart no se pone en marcha a la primera, sino que necesita más tiempo y el arranque es menos resuelto.
O incluso, más bien, si el motor de arranque no da señales de vida, sino que sólo se pone a funcionar cuando se mueve o se golpea exteriormente el cable de alimentación, lo que es un síntoma claro de que hay que sustituir las escobillas.

2 DESMONTAJE

Para la revisión, la primera operación que hay que llevar a cabo es la extracción del motor de su lugar en el chasis, facilitando de esta forma el desmontaje del motor de arranque. Cada tipo de motor tiene sus propias fijaciones, pero suelen bastar unos pocos tornillos para quedarse con el motor en las manos.

Una vez extraído el motor de arranque, se limpia bien el alojamiento en el que se fija al motor: es suficiente un poco de limpiador de frenos, teniendo un cuidado especial con el Bendix, es decir, los engranajes que transmiten el movimiento del motor de arranque a la corona de fricción.
Por lo que se refiere al motor de arranque en sí, se empieza desmontando el cable de alimentación, simplemente extrayendo el tornillo de fijación con un destornillador de estrella. Por comodidad, el motor de arranque se sujeta con una mordaza por la parte del engranaje, teniendo cuidado de que las tenazas de material “blando” y no apretar demasiado dañando los dientes del engranaje.

De nuevo con un destornillador de estrella, se extraen luego los tornillos que sujetan el cuerpo del motor de arranque en el cárter. Se aconseja aflojar antes todos los tornillos y, luego, extraerlos completamente.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana