Elige el idioma.
Tkart magazine

Los consejos de los campeones | Marijn Kremers: cómo organizar la preparación de la carrera a la perfección

2
Exclusive Content
alt

LA PREPARACIÓN PERFECTA PARA LA CARRERA

14 diciembre 2019

La victoria no se construye solo en la pista. Para que el fin de semana salga bien, son igual de determinantes los detalles y las precauciones que se han de tomar antes de la carrera. Marijn Kremers, Campeón del Mundo de KZ en 2019 con Birel ART, explica los accesorios, procedimientos y estrategias con los que evitar que nos pille desprevenidos

1

AJUSTAR EL ASIENTO

“Antes de nada, hay que ajustar el asiento. Yo lo llevo montado siempre en la posición estándar recomendada por el fabricante, sin inventarme nada, y escojo uno que me vaya como un guante. No le pongo acolchados: para mí, comodidad significa no “bailar” en el asiento. Si el busto queda firme, no hay que preocuparse por las costillas, por lo que no utilizo protecciones (una elección legítima para un profesional, pero para los pilotos más jóvenes y menos expertos, el chaleco protector sigue siendo un accesorio fundamental n.d.r.).
El asiento es además el elemento en el que coloco los lastres, si fueran necesarios: empiezo por abajo e intento poner la mayor parte por delante del depósito. Los lastres se pueden colocar también a los lados, pero al sobrecargar dicha zona, se levantaría demasiado el centro de gravedad”.

2

LA DISTANCIA ADECUADA

Siguiendo con el asiento, en relación con este, hay que ajustar los pedales y el reposapiés: los primeros deben colocarse a una distancia con la que el piloto pueda mantener la pierna levemente flexionada, para así poder frenar sin demasiado esfuerzo muscular, sobre todo al final de la carrera, cuando el cansancio empieza a pesar.

Asimismo, llevar la pierna doblada a la altura de la rodilla ayuda a empujar con más fuerza sobre el reposapiés, un accesorio sin igual, sin el cual yo, personalmente, no lograría conducir, y al que siempre le dedico unos segundos más para comprobar que esté bien fijado”.

3

MANDOS AL VOLANTE

Con el KZ la salida se hace estando parados y un mal arranque puede incluso comprometer toda la carrera: por este motivo, la palanca del embrague juega un papel importante también en los karts de marchas. En la primera parte de la carrera no es fundamental, mientras que en la última fase sí: aquí la salida es determinante, por lo que hay que regularla de manera que no quede demasiado lejos, de lo contrario no lograremos percibir bien las sensaciones.
Un accesorio que creo que es útil tener al alcance de la mano, en el volante, es el grifo que estrangula el retorno de la gasolina al depósito. Puede ocurrir que, en una carrera larga, la carburación se empobrezca demasiado, lo cual conlleva perder algo de tiempo cuando le pisamos en las fases de salida y también cuando se vuelve a acelerar tras subir de marcha. Pero con el grifo se puede regular la cantidad de mezcla presente en la cuba del carburador y resolver el problema. Yo he tenido que usarlo también durante la final del mundial en Lonato, especialmente en la segunda mitad de la carrera: aproximadamente hacia la 17a – 18a vuelta, he desplazado la llave un clic de giro”.

4

PANEL DE CONTROL

“En le panel de control voy mirando solo 2 datos: los tiempos intermedios y la temperatura del agua. Los tiempos intermedios son una información fundamental, puesto que me permiten ver dónde voy mejorando o empeorando durante una determinada tanda. Pero, sobre todo, me ayudan a entender cuál es el sector de la pista más importante para la economía de la vuelta en su conjunto, lo cual me lleva a hacer las valoraciones oportunas a la hora de decidir la configuración.

Para tener bajo control el motor, en cambio, uso solo la temperatura del líquido de refrigeración, sin observar la temperatura de los gases de escape o de la bujía: el objetivo es que el agua se mantenga alrededor de los 50 grados. Si de una vuelta a otra la temperatura pasa, por ejemplo, de los 50° a los 55°, intento bajarla por medio de la persiana del radiador. Sin embargo, si se alcanzan los 75° quiere decir que el problema no es una carburación pobre, como podría pensarse, sino que seguramente hay algo que no funciona. Si estoy haciendo una tanda de pruebas libres, vuelvo inmediatamente a los boxes para dar con el problema”.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana