Elige el idioma.
Tkart magazine

Editorial | Riccardo Patrese: el primer kart nunca se olvida

Exclusive Content

RICCARDO PATRESE EL PRIMER KART NUNCA SE OLVIDA

23 enero 2019

El recuerdo de un día especial: en el circuito Pista Azzurra, de Jesolo, con todo un "señor" que ha corrido 256 Gran Premios de Fórmula 1 y ha estado siempre enamorado del kart.

Es un día de invierno de 2011. El sol está bajo y no pega demasiado fuerte. El kartódromo de Jesolo dormita, con pocos aficionados que corren, pero en el borde de la pista la excitación es palpable. El motivo es fácil: envuelto en un sencillo mono gris, con un casco blanco y azul de aspecto un poco vintage, terminando de poner a punto los últimos detalles de su kart, hay un hombre que cuenta en su haber con 256 Gran Premios de F1, de los que ha ganado 6, además de un título mundial de kart (en 1974, en Portugal) y un sinfín de trofeos obtenidos a lo largo de una trayectoria inimitable: Riccardo Patrese.

alt

El kart preparado para acompañarle en la pista es un Jesolo Technology Kart, una empresa que se halla situada justo al lado del circuito y está capitaneada por su amigo Gianluca Giacchetto. Él y Patrese son viejos amigos y cada vez que al expiloto de F1 le entran ganas de correr con el kart, basta una llamada para organizarlo todo. Y es que, para Patrese, a pesar de su edad, ya no tan "fresca" (nació en 1954), correr con el kart no es sólo una distracción, con la que volver a experimentar, de vez en cuando, las viejas sensaciones de la velocidad, sino una pasión que nunca se adormeció y que intenta colmar a nada que sus compromisos se lo permiten. Por algo Patrese, en Jesolo, tiene su propio kart, el cual, pues, no necesita ser ajustado, a excepción de las operaciones rutinarias. Lo que vemos en una tarde cualquiera del invierno de 2011, por tanto, no es muy diferente de lo que suele repetirse bastante a menudo: un primer turno en la pista, corto, para comprobar que todo vaya bien y calentar el material; una parada aún más breve en los boxes para los últimos retoques y, a continuación, una primera ronda en la pista de unas diez vueltas. Riccardo no se lo toma con calma y empieza enseguida a darle caña. El tiempo no sirve come referencia (el circuito está sucio y frío), pero su conducción es agresiva y con el mismo estilo de antes: trayectorias redondas y un pisotón al acelerador en el centro de las curvas. El chasis utilizado por Patrese es el modelo Jesolo JP1, con la homologación CIK-FIA. El diseño de su bastidor es tradicional, con largueros de 30 mm de diámetro y travesaños de 32 mm. Un chasis que, en opinión de Giacchetto: “Corre muy rápido con el frío”. El sistema de frenado lleva la firma Motorquality y actúa sólo en el tren trasero. Su equipamiento es de primer nivel, con casquillos excéntricos de dieciséis posiciones para la regulación de los ángulos de camber y caster en el tren delantero, accesorios de magnesio y un radiador Tech Line.

Campeón del Mundo de Kart en 1974 y expiloto de Fórmula 1. A lo largo de su carrera, ha disputado 256 GPs de F1. Hoy sigue a menudo en la pista a su hijo Lorenzo, quien participa en la OKJ

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana