Elige el idioma.
Tkart magazine

Enfoque técnico | New Line presenta el radiador horizontal

Exclusive Content

NEW LINE PRESENTA EL RADIADOR HORIZONTAL

23 febrero 2016
alt
Desde verticales o ligeramente inclinados, hasta “tumbados”. Así New Line está revolucionando los radiadores para karts con el fin de ofrecer toda una serie de ventajas.

Es una idea audaz e inteligente, y, en su sector, se trata de una revolución. Es de New Line, la empresa de Maranello, especializada en la fabricación de radiadores para karts, quads y otras aplicaciones, y todo lo relacionado con sus componentes: tras años en que los radiadores de karts se colocaban verticalmente, aunque con cierta inclinación hacia atrás, ahora hay un radiador en posición horizontal.

No fue fácil para New Line embarcarse en un proyecto tan revolucionario, que requería un elevado nivel de conocimientos sobre el funcionamiento de los radiadores donde son fundamentales los flujos de aire y los caudales de agua. Pero el resultado fue un producto que deja su impronta. Las ventajas aerodinámicas de un radiador colocado horizontalmente son considerables, tanto desde el punto de vista de la penetración, en lo referente a la gestión de los flujos de aire para refrigerar las partes más críticas de un kart.
En un día soleado y con temperatura de 13°C, TKART realizó una prueba en pista (utilizando un kart con chasis Parolin y motor TM KZ) con el apoyo de Greyhound, fabricante de asientos y componentes para karts, que había colaborado con New Line para conseguir el transportador del aire en el nuevo radiador. Todo salió a la perfección, sin ningún problema de refrigeración del motor. La temperatura media del agua en el circuito de refrigeración fue de 47°C.

La historia de New-Line nace de un encuentro entre el piloto Marco Malverti con Alberto Frigieri y Massimo Benedetti, empleados de Ferrari tremendamente prácticos. Con la aparición de los karts con motor a base de refrigeración por agua, estos tres hombres se dieron cuenta de la necesidad de un radiador para refrigerar las altas temperaturas del motor, y decidieron construirlo "dentro de la casa". Los primeros productos no llevaban la marca New-Line. Las necesidades de los pilotos de karts que requerían una herramienta funcional y bien diseñada les decidieron a cambiar de actividad, liderando la creación, en 1998, de New-Line Racing. En aquellos tiempos, fabricaban del orden de 50 unidades al año. Actualmente son unas 1.000 unidades para karts, y otras tantas para quads y radiadores personalizados, con plazos de entrega más cortos gracias a nuevos procesos de fabricación, que han reducido de 6 a 4 horas de media la fabricación de un radiador. Todo ello sin renunciar a la artesanía de los productos, que todavía se fabrican a mano, uno por uno.
Cambiar un radiador de vertical a horizontal no es un asunto cualquiera: el flujo de aire, que normalmente incide en los radiadores frontalmente, forma ahora un ángulo, lo que significa que no puede enfriar el agua en el circuito. El transportador de aire se convierte en un factor determinante. El deflector, construido en fibra de vidrio, que tiene buenas características de flexión, se coloca debajo del radiador y desvía el flujo 90° desde la horizontal a la vertical, orientando el aire hacia la rejilla de aluminio por donde circula el agua del circuito de refrigeración. El transportador tiene dos elementos, uno en la parte delantera, y otro al final del radiador, para distribuir mejor el flujo de aire sobre toda la superficie del intercambiador de calor aire-líquido. Se monta también una aleta en el radiador, que crea una depresión obedeciendo a las leyes de la dinámica de fluidos, que optimiza el flujo de aire. Si prefiere reducir la potencia de refrigeración, se puede utilizar una clásica cortina deslizante en lugar de la aleta
Montar el nuevo radiador horizontal New Line es sencillo, aunque el proceso es obviamente diferente del habitual. La abrazadera que fija el transportador trasero tiene que montarse en primer lugar, y se fija a su vez a la parte delantera con bridas para cables. A continuación, se monta el radiador dentro del transportador. Cuando se realice el montaje por primera vez es necesario taladrar los orificios para los tornillos que fijan el radiador al transportador.
Las ventajas del radiador horizontal son sobre todo aerodinámicas. La primera es la menor sección frontal que le da mejor coeficiente de arrastre. Mientras un radiador tradicional tiene una altura de 41 - 45 cm, dependiendo del ángulo, el eje horizontal alcanza un máximo de 24 cm en relación al chasis. A pesar de que el flujo de aire es muy turbulento en los karts, se puede contar con una reducción del 50% de la resistencia a la penetración. La segunda ventaja está relacionada con el freno y con la rueda trasera izquierda, elementos críticos ante las altas temperaturas que pueden alcanzar normalmente, porque están cubiertos y sufren un flujo de aire reducido, calentados por el paso del aire por la rejilla del radiador. El recalentamiento reduce la potencia de frenado, aumenta el desgaste de las pastillas de freno, y deteriora anormalmente la banda de rodadura, afectando al rendimiento y al agarre. El flujo hacia la parte trasera es más limpio y el área está más abierta con un radiador horizontal. Especialmente, evita los abultamientos que se forman en la rueda, generalmente a temperaturas superiores a 110°C.
Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana