Elige el idioma.
Tkart magazine

Enfoque técnico | Italfreno, el inédito sistema de frenado de emme racing

go down go up

ITALFRENO, EL INÉDITO SISTEMA DE FRENADO DE EMME RACING

En el norte de Italia, cerca de Verona, tiene su sede la empresa que diseña y fabrica los chasis EKS. No cabe duda de que a su gerente, Giampaolo Masotto, no se le ha agotado la inventiva, habiendo lanzado en el mercado, en los últimos años, un sistema de frenado que no recordaba a ninguno de los comercializados hasta la fecha para kart. Se llama Italfreno y está disponible también, desde 2020, para la categoría MINI. Descubrámoslo.

El principio de funcionamiento es tan sencillo como eficaz. Dentro de la bomba hay un vástago (disponible de varios diámetros, para cambiarlo si fuera necesario), que va conectado directamente al pedal del freno mediante una varilla. Sobre el vástago va montado el mecanismo de bombeo, una especie de brida cuya función es empujar el aceite hacia el circuito del sistema encaminándolo hacia la pinza. Al pisar el freno, la acción del aceite es inmediata, dada la ausencia de holguras y rozamientos que, por el contrario, presentan las bombas de palancas. La intensidad de la acción de frenado está relacionada directamente con el tamaño del vástago que se decide montar. En efecto, el volumen de aceite que la brida empuja viene dado por la diferencia entre el volumen total de la cámara interna de la bomba del freno y el volumen del vástago. Así pues, con una misma brida, al aumentar el diámetro del vástago se reduce el volumen de aceite que es desplazado y, con este, el nivel de presión que se genera dentro del circuito. O lo que es lo mismo: aplicando la misma fuerza sobre el pedal del freno, un vástago con un diámetro mayor permite ejercer una potencia de frenado mayor.

GENESI
El sistema Italfreno fue lanzado de forma experimental a finales de 2017, pero su homologación más reciente es de 2020, para la categoría MINI. El principio de funcionamiento es algo jámas visto hasta la fecha en el panorama del karting y está inspirado en el sistema adoptado en algunos monoplaza de las categorías inferiores a la F1. Los técnicos de EKS decidieron introducir un nuevo tipo de bomba de freno, buscando una solución que permitiera reducir al mínimo las pérdidas debidas a los rozamientos en la fase de frenado, las cuales, en los modelos tradicionales con apalancamiento solidario sobre la bomba de freno, se verifican inevitablemente. Además, gracias a esta configuración del conjunto pedal-bomba de freno, el piloto puede modular la frenada perfectamente, sin que dicha modulación se vea afectada por la acción de los apalancamientos.
LA BOMBA DE FRENO
La bomba del sistema diseñado por Emme Racing se fabrica a partir de bloques únicos de aluminio mecanizados en centros de control numérico. En su interior, hay dos agujeros situados en la parte superior. Uno, el situado en la cara posterior, corresponde a la entrada del aceite presente en el depósito, mientras que el situado aproximadamente en mitad del largo de la bomba es de seguridad y sirve para que el aceite vuelva a circular al soltar el pedal del freno y este último regrese, pues, a la posición neutra. El vástago está fabricado en Ergal, una aleación de aluminio cuya resistencia es similar a la del acero c40. Como hemos mencionado antes, sobre el vástago van montados la brida (mecanismo de bombeo), que empuja el aceite hacia el circuito, el muelle de retorno a la posición neutra y el sello del aceite. La brida de bombeo desempeña también la función de regular la carrera del vástago cuando vuelve de vacío: dependiendo de la altura a la que se halla situada sobre el vástago (para entendernos: más o menos distante de la tapa de la bomba), determinada por unos calces que se pueden introducir en puntos variables, es posible establecer una mayor o menor carrera de vacío para el pedal, con lo que el freno dispone de un umbral “de seguridad” en caso de que el piloto tenga la costumbre de apoyar el pie sobre el pedal incluso cuando no hace falta. La brida de bombeo, que es de goma, juega un papel fundamental para el funcionamiento correcto del sistema: cuando el freno es accionado, el sello tiende a expandirse por la presión que recibe del aceite; al soltar el pedal, el sello tiende a separarse del disco perforado [1] sobre el que descansa y permite que el aceite entre, traspasándolo, hacia el área de la bomba del freno conectada al depósito, la cual vuelve a llenarse. Para el cierre de la bomba hay un tapón, extraíble utilizando una llave específica, a través del cual el vástago puede deslizarse libremente con un vínculo de concentricidad y en cuyo interior hay una junta para la retención del polvo.
CÓMO SE MONTA
El depósito del aceite es vertical y puede ser montado de dos maneras: colocado directamente sobre la bomba del freno o bien en un punto diferente mediante un tubo de conexión.  Este segundo tipo de montaje es más frecuente en las categorías MINI, para que el depósito no le estorbe al piloto bajo la pierna. La bomba se conecta al freno mediante una varilla regulable tradicional. En cambio, el sistema de sujeción de la bomba Italfreno sobre el chasis no es el de los tornillos habituales, que la mantendrían en una posición fija. Puesto que la varilla de reenvío y el vástago, al no estar articulados entre ellos, se ven obligados a seguir siempre la misma recta, los técnicos de Emme Racing han diseñado un acoplamiento específico de fijación que incluye una articulación con dos planos de movilidad, es decir, rotaciones verticales y horizontales, lo cual permite que la bomba y el vástago se hallen perfectamente alineados con la varilla de conexión al pedal en todo momento: de lo contrario, se correría el riesgo de gripar el sistema. En el caso de la categoría MINI y de los automáticos, la bomba es una sola, mientras que para la categoría de marchas se utilizan dos bombas totalmente iguales, sobre las que va montado el repartidor de frenada habitual.
0%

    En la animación interactiva de arriba, es posible ver el funcionamiento de la bomba Italfreno. En la primera parte de la animación es posible apreciar cómo un vástago interno con un diámetro inferior ejerce una fuerza X. En la segunda parte de la animación, en cambio, se muestra cómo, ejerciendo la misma fuerza sobre el pedal, al aumentar el diámetro del vástago, la presión generada dentro del circuito es mayor.

    Sigue leyendo tu artículo

    No pierdas tiempo: regístrate ahora para una visita gratuita de 24 horas. Artículos ilimitados.

    Inicia tu visita gratuita de 24 horas
    No se requiere tarjeta de crédito
    o
    Salta la visita gratuita y hazte miembro de TKART Magazine.
    • Actualizaciones continuas
    • Contenidos interactivos (360º, vídeos, galerías de fotos, etc.)
    • 15 secciones
    • Más de 600 artículos en profundidad
    • Acceso a todo el archivo
    • Disponible en italiano, inglés y español
    • Acceso desde escritorio y móvil
    Abónate
    También te podrían interesar