Elige el idioma.
Tkart magazine

Informe | Los campeones de kart de los años 80 y 90

Exclusive Content

LOS CAMPEONES DE KART DE LOS AÑOS 80 Y 90

20 mayo 2019
alt

Para muchos, fue la «edad dorada» del karting: por el sabor auténtico de las carreras, los motores quizás un poco toscos pero inmediatos y apasionantes, y por la presencia de muchos campeones inolvidables. Beggio, Forè, Manetti, Piccini, Rossi, Wilson (por orden alfabético) ganaron, conjuntamente, unos 26 títulos mundiales: hemos probado a ver quién, entre ellos, fue el mejor y más representativo de la época.

CAMPEONES UNIVERSALES

Toda época tiene a sus campeones, pero hay que decir que las décadas de los 80 y los 90 tal vez fueron para el karting un periodo que difícilmente se repetirá: el movimiento se estaba expandiendo; la evolución tecnológica ya había comenzado pero aún no lo dominaba todo; hacía falta el dinero para correr, pero no era una variable tan determinante. Así pues, no es casualidad si los mejores pilotos de aquellos años son, todavía hoy, referentes que dejaron una huella imborrable en la historia del kart. Cada cual hizo su aportación y escribió sus propias páginas indelebles, pero ¿quién de ellos fue el más representativo de la época? Haciendo mención a su historia, relatando los títulos mundiales ganados y sacándoles algún que otro consejo… hemos intentado colocarlos en una clasificación.

Como punto de partida para hablar de los pilotos de los años 80 y 90, hemos echado un vistazo a los títulos mundiales: empezando por el de Mike Wilson, en 1981, hasta el de Forè de 2006, que, aunque un poco “fuera de época”, fue el último de una secuencia de victorias comenzada en 1998. En total son 26 títulos, conquistados por 6 campeones diferentes (en las fotos, por orden alfabético).

LOS CAMPEONES

Como es sabido, el casco es, por encima de cualquier otro, el elemento que mejor caracteriza a un piloto, y lo es ahora como entonces, en los años 80 y 90. Cada uno de los campeones incluidos en este fascículo cuenta el porqué de un modelo al que se siente especialmente ligado.

LOS CASCOS

Cada piloto tiene su historia y toda clasificación, como la de las próximas diapositivas, sigue un criterio. Pero antes de comenzar, hemos pedido a los campeones de los años 80 y 90 que le den un pequeño consejo a quien desea seguir sus pasos lanzándose a la aventura de convertirse en campeón del mundo de kart: ¿cuál es, si existe, la característica decisiva que no puede faltar?

LOS CONSEJOS


ALESSANDRO MANETTI

Empecé a correr con el kart junto a mi padre, en 1988, con 16 años. Tres años después, gracias también a las enseñanzas de Walter Masini, en mi primer año como profesional, gané el Mundial de Fórmula A en Le Mans con un Tony Kart/Rotax. Luego, el Mundial de Fórmula K de 1992 lo toqué con la punta de los dedos, llegando 2º en Ugento, detrás de Danilo Rossi. En 1994, gané en Fórmula Super A, en Córdoba, saliendo en última posición, y faltó poco para que ganara el de 1995, cuando choqué con Forè a tres vueltas del final, y el de 1996, cuando me echaron fuera durante la última vuelta, mientras iba en cabeza. Y es que ésa es la cuestión: no abandonar jamás. Porque, en el karting, para imponerse contra los mejores del mundo hay que correr una décima más rápido que los demás en cada vuelta.

UN POCO DE HISTORIA

Cordoba (Argentina), 1994
CRG/Rotax/Vega

Fue el un mundial extraño: no había estructuras ni remolques, sólo el material que habíamos enviado. Hacía 38 grados y el asfalto era muy resbaladizo. Los motores se rompían con nada: yo rompí 3 y me quedé sólo con uno. El viernes por la mañana me prestaron un motor para las pruebas libres y los turnos, que gané de todas formas. En la prefinal, el 3º en la clasificación, queriendo adelantar al 2º, me enganchó y abandoné. En la final, salí en el puesto 35, mi número de la suerte: los adelanté a todos, aprovechando también que llevaba los neumáticos frescos. Teniendo conmigo a mi mecánico, Dino Chiesa, sabía que todo el material que teníamos estaba listo.

SU TITULO MUNDIAL
  • 1991 – Formula A
  • 1994 – Formula Super A
LOS TITULOS

Todos concuerdan en que Manetti tenía un talento excepcional. Basta la extraordinaria remontada en el mundial de Córdoba para demostrarlo. Lamentablemente, su carácter a veces no le ayudaba demasiado. Y algo de mala suerte le impidió ganar otros mundiales que tenía al alcance de la mano.

LA MOTIVACIÓN


DAVIDE FORÈ

Mi experiencia ha sido distinta de la de quien, desde muy joven, tiene que salir de casa y aprender a arreglárselas por sí solo. Yo permanecí siempre en el seno de la familia y, lo que es más, pude contar con mi tía Luigina (Luigina Guerrini, mecánica de gran experiencia, n.d.r.), que estuvo a mi lado desde 1982 a 2008, ayudándome muchísimo.
Empecé a correr con 8 años. Cuando aún era muy joven, tuve un accidente grave: me rompí el fémur y me operaron varias veces. Mis padres intentaron que probara otros deportes, pero yo quería correr con el kart: lo retomé y también entonces hallé en Luigina un respaldo importante. Además hice un buen papel ganando las primeras carreras y tuve suerte al toparme con Tony Kart, que necesitaba personas que pudieran crecer con ellos. Hoy es más difícil, pero pienso que, para estar entre los primeros, es imprescindible dar con una empresa que te sostenga en todo.

UN POCO DE HISTORIA

Ugento (Italia), 1998
Tony Kart/Vortex/Bridgestone

En el plano emocional, el primer mundial, el de 1998, sigue siendo especial. Para mí supuso coronar un sueño, ser consciente de haber logrado ganar lo que siempre había soñado. Aquel año había ganado ya el Europeo y sabía que estaba preparado mentalmente y a nivel técnico para apuntar a lo más alto. Había muchos pilotos, más triunfadores y consolidados que yo, pero sabía que podía conseguirlo. Y así fue.

SU TITULO MUNDIAL
  • 1998 – Formula Super A
  • 2000 – Formula Super A
  • 2004 – Formula A
  • 2006 – Formula A
LOS TITULOS

Limitare Forè a un’epoca è difficile, perché Davide ha iniziato a vincere nel 1998 (per questo rientra in questa classifica) e ancora nel 2019 lotta in pista con i migliori. Dalla sua ci sono 4 mondiali e un’infinità di altre corse. Diventare una «leggenda» mentre ancora si è in attività non è da tutti.

LA MOTIVACIÓN
Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana