Elige el idioma.
Tkart magazine

Informe | Righetti Ridolfi: 50 años de kart a su espaldas

Exclusive Content

RIGHETTI RIDOLFI: 50 AÑOS DE KART A SU ESPALDAS

11 abril 2019
alt

Righetti Ridolfi es una de las marcas más conocidas del karting. Líder en el campo de los accesorios, ofrece un catálogo de más de 2700 artículos, en su mayoría fabricados internamente. Por sus 50 años de actividad, se ha trasladado a una nueva sede. TKART ha ido a verla para descubrir cómo se organiza una empresa líder en el mundo del kart.

RIGHETTI RIDOLFI, AYER Y HOY

Cumple medio siglo de historia la empresa fundada por Enzo Righetti y que hoy está capitaneada por sus dos hijos Maurizio y Giampaolo. Desde los primeros accesorios de plástico hasta karts de marcas históricas como Gold Kart, All Kart y Mac Minarelli, Righetti Ridolfi es una firma que ha marcado la historia del karting y ha sabido imponerse en todo el mundo.

Righetti Ridolfi surgió en 1969, en Bussolengo, un pequeño pueblo de la provincia de Verona, como empresa familiar dedicada al moldeo por inyección de materiales plásticos. El fundador, Enzo Righetti, un gran apasionado de go-kart, es uno de los pioneros del karting italiano, quien, a finales de los años 70, fundió su trabajo y su pasión produciendo los primeros accesorios de plástico destinados al kart. El negocio creció y en 1972 la empresa se trasladó a Sona. En 1984, la sociedad se amplió con la entrada de la señora Ridolfi, mujer de Enzo Righetti, y de sus hijos Maurizio y Giampaolo: de aquí viene el nombre Righetti Ridolfi.

1969 – 1984

En 1985, los artículos producidos para el sector del karting eran más de 200, y ahora su número se ve ampliado a los accesorios de primera fase de montaje. La demanda, desde Italia y desde el extranjero, creció junto con la búsqueda de una calidad cada vez mayor, por lo que, en 1996, la empresa se trasladó a una nueva sede, que ofrecía espacios más idóneos. Desde aquel entonces, todos los nuevos artículos, ya no sólo de plástico sino también de aluminio, se vienen diseñando dentro de la empresa con sistemas CAD CAM para después ser fabricados con la ayuda de máquinas de control numérico.

1985 – 2017

En 2018, Righetti Ridolfi se ha trasladado una vez más a una nueva localización, la cual proporciona un área cubierta de nada menos que 5000 m2. El espacio permite administrar la producción de manera óptima, con un crecimiento constante, y mejorar la distribución de la maquinaria. Hoy la empresa está capitaneada por los dos hermanos: Maurizio, que desempeña un papel más técnico, ocupándose de las fases de diseño y producción, y Giampaolo Righetti, que se ocupa de los aspectos comerciales de la actividad.

HOY

Además de los accesorios, Righetti Ridolfi lleva a cabo la producción de los chasis de algunas marcas que han constituido un hito en la historia del karting: Gold Kart, All Kart y Mac Minarelli, todas ellas marcas propiedad de la empresa.
Con las marcas Aviomac y Mac Marine, Righetti Ridolfi apuesta además por el sector del aeromodelismo y el sector náutico, sacando partido al saber hacer acumulado durante años de experiencia en la producción de alto nivel.

MARCAS

Como hemos dicho, el negocio principal de Righetti Ridolfi es la producción de accesorios para kart, sector en el que es uno de los líderes absolutos. A día de hoy, cuenta, en el mundo, con más de 1100 puntos de venta en 87 países, repartidos entre Europa, América, Asia, África y Oceanía. El catálogo es de más de 2700 artículos, en su mayoría fabricados internamente.

PRODUCCIÓN

ENSAMBLAJE DE CHASIS Y ACCESORIOS

En el reparto de ensamblaje, se lleva a cabo el montaje de los chasis de alquiler y carreras. En general, cada accesorio se prepara con antelación, para así acelerar la fase de montaje en el chasis. Lo primero que se hace es ensamblar previamente el juego trasero, compuesto por eje, portarrodamientos, discos de freno y junta tórica de la bomba de agua. El reparto cuenta con 6 puestos de montaje, cada uno equipado con todo lo necesario en minutería y herramientas para facilitar el trabajo del operador.

CHASIS

La parte del reparto reservada a los accesorios está compuesta por algunos bancos de trabajo con asiento. Los productos que requieren un ensamblaje antes de la venta son varios: por ejemplo, el sistema de frenado o la bomba del agua. En el reparto hay varias máquinas de pequeño tamaño que llevan a cabo operaciones como el grabado por láser o la introducción de varios racores en los tubos aeronáuticos del sistema de frenado.

ACCESORIOS

Dentro del mismo reparto, se efectúa también el envasado de los productos, indispensable para las expediciones. Cada accesorio es introducido en su caja o bolsa y, a continuación, un operador se encarga de colocar la etiqueta apropiada con el código de barras. De aquí, los productos pasan al almacén correspondiente, dependiendo de si se trata de minutería o de objetos de mayor tamaño.

ENVASADO

REPARTO DE MATERIALES PLÁSTICOS

En el área reservada al reparto del “plástico”, se hallan nada menos que 5 maquinarias para la elaboración de todos los accesorios que Righetti Ridolfi produce por inyección. Su capacidad productiva va de piezas que pueden pesar incluso 1 gramo, hasta piezas de 1 kg.

MAQUINARIA

De la lista di producción se ocupa un software que administra las cantidades medias de cada pieza mes a mes, teniendo en cuenta el historial de ventas de los últimos dos años. De esta manera, el abastecimiento del almacén es optimizado en función del periodo. El sistema de gestión facilita la ficha de producción del accesorio por fabricar; el operador identifica el molde necesario, equipa la maquinaria y pone en marcha el proceso de elaboración del artículo teniendo en cuenta las característica anotadas en la ficha, como, por ejemplo, el color y la cantidad.

PRODUCCIÓN

El catálogo de los accesorios de plástico fabricados por Righetti Ridolfi es verdaderamente amplio: abarca desde todos los filtros de aspiración, a los cubrecadena, pasando por el rodete de la bomba de agua, las piezas de enganche del parachoques y la minutería necesaria para componer otros accesorios.

ACCESORIOS
Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana