Elige el idioma.
Tkart magazine

Primer análisis | ALFANO 6, la telemetría para kart hiperpersonalizable

Exclusive Content
alt

ALFANO 6, LA TELEMETRÍA PARA KART... A MEDIDA

14 abril 2021

El último modelo del fabricante belga, lanzado en 2018, ofrece varios niveles de personalización en lo que se refiere tanto al dispositivo de visualización como a los extras que permiten la expansión del registrador de datos

EL INSTRUMENTO
EL SISTEMA GPS
LA PERSONALIZACIÓN
LA APLICACIÓN
EXPANSIONES Y PAQUETES
FICHA DE DATOS

La estructura del Alfano 6 –que está formado por un cuerpo hecho de PA (un polímero muy resistente a las vibraciones) y una pantalla convexa de plexiglás– es muy sencilla: el dispositivo de visualización [1], que incluye un esquema de visualización preconfigurado y cuatro completamente personalizables, permite visualizar numerosos datos, como el tiempo de vuelta, la temperatura del agua, las rpm y la diferencia de tiempos (delta time) respecto a la marca personal. Además, dispone de un sistema de retroiluminación, que facilita bastante la lectura de los datos incluso en situaciones de luz escasa.
El piloto puede interaccionar directamente con el sistema mediate seis teclas físicas [2] de plástico ABS cromado, situadas en un lado de la pantalla y cada una de las cuales tiene una función específica, además de permitir la navegación entre las distintas opciones de configuración y del menú.
Situados por encima de la pantalla, hay ocho indicadores LED [3], seis centrales y dos más laterales. Los primeros no solo cumplen la función de indicar las rpm, sino que también es posible programarlos para que indiquen el mejoramiento o empeoramiento en el tiempo de vuelta respecto a la mejor marca personal. Los dos de los extremos, en cambio, son dos alarmas conectadas a las sondas de temperatura y alertan al piloto cuando se superan los límites programados para los valores del agua y del tubo de escape.
El Alfano 6 funciona gracias a la alimentación proporcionada por una batería Samsung de iones de litio recargable. Este tipo de baterías –aseguran los de Alfano– se distingue por sus excelentes característcas de duración y resistencia, las cuales suponen una autonomía de funcionamiento que puede llegar a superar las 40 horas. Al tratarse de una batería recargable e incorporada, no es necesario sustituirla cuando se descarga, sino que es suficiente conectarla a una fuente de corriente eléctrica mediante la clavija USB correspondiente. Partiendo de un nivel de batería totalmente descargada, esta tarda en cargarse 30 minutos aproximadamente y los de Alfano aseguran al respecto que, en los tres años que este producto lleva a la venta, nunca han tenido problemas relacionados con bajadas de rendimiento.
Alfano 6 está disponible en las versiones 1T y 2T. La diferencia entre ellas es mínima, aunque sustancial, y tiene que ver con la detección de la temperatura: el modelo 1T consigue gestionar solo una sonda, a elegir entre la de los gases de escape o la del agua, mientras que el 2T es capaz de detectar ambas, mediante un duplicador de entradas [4]. En ambos casos, el puerto de referencia es el rojo [5], situado en la parte trasera, el cual reconocerá automáticamente la sonda conectada según lo seleccione el piloto. Además hay otras dos tomas, una negra [6], que sirve para conectar el cable de recarga y los Boxes (más adelante explicaremos de qué se trata), y una verde [7], reservada al sensor de velocidad y la lectura del tiempo de vuelta mediante bandas magnéticas. La distinción entre el 1T y el 2T es una propuesta de Angelo Alfano, fundador y gerente de la empresa, encaminada a ofrecer una versión más sencilla y esencial para los pilotos aficionados y una más compleja y detallada para los profesionales. La diferencia entre ambos se refleja también en el precio, que parte de 405 euros en la versión 1T para llegar a 505 euros de la 2T. Ambas versiones son suministradas con el paquete básico, que incluye todo lo necesario para su funcionamiento, entre otras cosas: el cable para la detección del número de revoluciones del motor [8] y el cable [9] y alimentador [10] para recargar la batería. Además, Alfano permite escoger entre varios paquetes (de los que hablaremos más adelante) que contienen más sondas con las que obtener un mayor número de datos sobre el propio kart.

EL INSTRUMENTO
EL SISTEMA GPS
LA PERSONALIZACIÓN
LA APLICACIÓN
EXPANSIONES Y PAQUETES
FICHA DE DATOS

La verdadera innovación introducida con el Alfano 6 es sin duda el nuevo sistema GPS. Mientras que todos los instrumentos anteriores, y competidores suyos, ofrecen la posibilidad de conectarse a las redes Glonass (rusa) y Navstar (estadounidense), el nuevo producto de la empresa belga puede conectarse además a una tercera red, europea en este caso: Galileo. Los de Alfano están convencidos de que esta novedad constituye un salto de calidad fundamental en el desarrollo de las nuevas tecnologías en el mundo del registro de datos para karting, ya que garantiza una precisión que, comparado con los modelos anteriores, va de un 30 % a un 50 % más según el lugar donde nos econtremos y cómo esté estructurado el entorno del circuito. El porqué de añadir Galileo es que esta red, comparada con las otras dos extraeuropeas, está mucho más disponible y es abierta al público, por lo que consigue recibir más señales.
La cooperación entre estas tres redes es una garantía para diversas cualidades del producto de Alfano: la primera de todas, el poder reconocer automáticamente el circuito en el que nos hallamos. Gracias a que el Alfano 6 dispone de una base de datos con más de 2600 trazados memorizados, la colaboración con la red satelital hace que el reconocimiento sea automático. Además, si la pista no se halla entre las memorizadas, mediante esta nueva tecnología el Alfano 6 logra reconstruirla y memorizarla como nueva.
Por otra parte, a falta de sondas para la velocidad, el GPS permite registrar esta última y mostrarla en el dispositivo de visualización. Este mismo principio se utiliza para el cronometraje de los tiempos de vuelta, que pueden ser registrados mediante el tradicional sistema de bandas magnéticas o a través de la red satelital misma.
Por último, gracias al sistema GPS es posible registrar la trayectoria que se ha llevado en la pista durante la ronda, con la opción de poderla enviar, mediante Bluetooth, a la aplicación A.D.A., para poderla observar y analizar detalladamente con el fin de corregir seguidamente los errores de conducción que haya habido.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana