Elige el idioma.
Tkart magazine

Una vez en la vida | Viaje en las 4 eras técnicas del kart

5
Exclusive Content
alt

VIAJE EN LAS 4 ERAS TÉCNICAS DEL KART

20 febrero 2022
alt
Los karts de competición, como los conocemos hoy en día, son el resultado de una evolución basada en cuatro desarrollos técnicos distintos, desde el 1956 hasta hoy. Los descubrimos gracias a Kees van de Grint, a su precioso recuerdo y a un dibujo por él realizado. Todo, de casualidad, en pista a Adria
Muchas veces recuerdos maravillosos e historias entusiasmantes salen a la luz casualmente. Sucede que de una pila de papeles en el escritorio salga a relucir un diseño muy interesante, por dos razones. La primera: el diseño – es solo un dibujo hecho a mano en la parte de atrás de una hoja con resultados de una carrera WSK en Adria – representa claramente la estilización e 4 chasis de kart ( y cuando se habla de kart, el interés es obvio). La segunda: el bosquejo está firmado por Kees van de Grint, ex vicepresidente CIK-FIA e ingeniero Bridgestone en F1 en la era de Schumacher, una vida en el motorsport y una fuerte debilidad con el karting. Kees, persona extremadamente carismática, es uno de los máximos expertos de la historia del kartismo, como lo testimonia la espectacular colección de kart históricos que posee, entonces cuando habla hay que hacer solo una cosa: escuchar. Y nosotros lo hemos hecho. Es más, lo henos entrevistado partiendo de estos cuatro karts estilizados que representan de manera minimalista, pero clara, su teoría sobra las cuatro eras técnicas de la historia del kart. Cuatro cambios, cada una abierto por un modelo de referencia, que nos han traido hasta los karts modernos que vemos todos los días. Pero empecemos por el principio: Estados Unidos, año 1956, es decir “donde” y “cuando” del nacimiento de kart. Efectivamente hay razones para creer que en Europa, en países como Italia, Suiza y Holanda, ya había un movimiento con lo que se podrían llamar “karts”. No obstante, el mérito del invento generalmente se le otorga a Art Ingles, la primera persona al mundo que realizó un chasis para kart. Ingles es un empleado de un constructor americano de autos de competición, de los que compiten en Indianápolis, que se llama Kurtis-Kraft.

El motorsport es bastante popular en América, sobretodo porque, después de volver de la Segunda guerra Mundial, muchos soldados se dedican a este deporte. Y lo hacen, principalmente, con sus coches Ingleses (Austin-Healey-MG y Triumph). Pero las competiciones se vuelven rápidamente muy costosas y entonces Ingels empieza a preguntarse: “como puedo crear algo de accesible para todas las personas que quieren probar la excitación de conducir velozmente? La suerte lo ayuda: la empresa McCulloch esta botando mas de 10.000 motores de cortadora de césped West Bend, a este punto ya obsoletos a causa de un problema técnico. Ingels aprovecha la oportunidad: obtiene uno y lo utiliza para crear el primer go-kart de la historia que el mismo conduce en un playón de estacionamiento cerca de su ciudad natal. Cuando lo usa nunca falta publico y será por la novedad o por el aspecto insólito del vehículo, que se corre la voz. Es así que otros amantes de la velocidad inician a construir sus propios karts siguiendo la idea de Ingels. Y también nacen las primeras pistas. Ahí están todos los ingredientes para dar vida a lo que nosotros hoy llamamos karting. Pero Ingels no se detiene a aquel primer ejemplar y funda la Caretta, una verdadera fábrica que produce kart y que se convierte en protagonista de los primeros años de esta disciplina del motorsport, aun no consiguiendo ganar algún campeonato del mundo u otro titulo internacional importante. Pero prescindiendo del suceso deportivo y comercial de Caretta, una cosa es cierta: el karting ha nacido y se vuelve popular en USA, después de haber escrito las primeras paginas de una historia así de importante. Todo con un poco de suerte, porque sin aquel problema técnico de aquellos 10.000 motores McCulloch, hoy tal vez no estaríamos aquí escribiendo de este deporte.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana