Elige el idioma.
Tkart magazine

A examen | KR1 M.Y. ’22, el Kart Republic específico para las categorías shifter

2
Exclusive Content
alt

KR1 M.Y. '22, EL KART REPUBLIC ESPECÍFICO PARA LAS CATEGORÍAS SHIFTER

20 junio 2022
CIK-FIA 2022

HOMOLOGACION
El nuevo chasis Kart Republic KR1 MY22 está homologado con el número de homologación 023-CH-07.

KZ

CATEGORIA
Chasis homologado para todas las categorías, pero tiene una estructura más rígida que su «hermano» KR2, por lo que es más adecuado para las categorías con cambio.

32 mm

DIAMETRO DE LOS TUBOS
Este chasis está formado por tubos de acero de 32 mm de diámetro, a diferencia del modelo mono marcha de Kart Republic, el KR2, que está construido con una combinación de tubos de 30/32.

ROBOT

SOLDADURAS
Il telaio Kart Republic KR1 MY 2022 è realizzato attraverso un processo di saldatura ad arco continuo completamente automatizzato.

MAGNESIO

ACCESSORIOS
Los accesorios previstos para este chasis son de serie en magnesio, disponibles en dos versiones: clásica o con tratamiento OXiTECH (de AMV, «sin cromo»). Por el momento, sólo las carcasas de los rodamientos son de Anticorodal y garantizan una mayor vida útil en comparación con los mismos componentes fabricados en magnesio.

El KR1 Model Year '22 es la evolución del chasis Kart Republic del mismo nombre nacido en 2018 y realizado íntegramente con tubos de 32 mm de diámetro, diseñado expresamente para las categorías shifter. Desde su debut, el KR1 ha recogido resultados sobresalientes (sobre todo, un tercer y un segundo puesto en el Campeonato Mundial de Karting KZ de la FIA, respectivamente en 2021 y 2018, así como la victoria en el Campeonato Europeo de Karting de la FIA, también en KZ, en 2022 y 2019) y ha confirmado las grandes cualidades técnicas y de gestión del fundador de la marca con sede en Véneto: Dino Chiesa.
Una de las principales figuras del mundo del karting, que a lo largo de los años ha sido director de equipo y mentor de varios pilotos que se han convertido en estrellas del automovilismo. ¿Algunos nombres? Lewis Hamilton, Nico Rosberg, Giorgio Pantano, Lance Stroll, Nyck De Vries y Alex Zanardi... En resumen, cuando está la firma de Dino Chiesa, las expectativas son siempre altas.

El KR1 M.Y. '22, al igual que su predecesor (para saber más sobre el modelo anterior, lea "Bajo la lupa - KR1, el nuevo chasis de Dino Chiesa para las clases KZ"), es el fruto de la unión entre los conocimientos técnicos adquiridos en la pista por el fundador de KR y los de producción de Breda Racing, una empresa (externa a KR) que lleva más de treinta años produciendo componentes y material para coches de carreras y que, en el caso de los chasis KR, se encarga de la producción y de la parte relativa a las pruebas y la homologación. Aunque el nombre del chasis permanece inalterado respecto al antiguo modelo, junto con el número de homologación, a la base de este nuevo chasis está el objetivo preciso de optimizar algunas de las áreas mejorables de su predecesor, agregando una renovación estético-cromática en nombre de la evolución y la continuidad. Todo ello teniendo en cuenta las piedras angulares de la filosofía de Dino Chiesa: ligereza, rendimiento y facilidad de ajuste del chasis.

A primera vista, se nota inmediatamente la evolución gráfico-cromática del nuevo modelo (bajo el signo de la evolución, no de la revolución), aunque las formas básicas permanecen inalteradas, gracias a la confirmación del kit de carenado Dynamica, de la línea Eurostar, la división de accesorios de Parolin Racing Kart, en la nueva versión 2022 (por lo tanto, adaptada a las más recientes y restrictivas normas de homologación, que prevén mayores cargas para pasar las pruebas de choque).
El diseño, así como la estructura hecha enteramente de tubos de 32 mm de diámetro, del bastidor sigue siendo más adecuado para las categorías con marchas, con una geometría estudiada ad hoc por Dino Chiesa. El objeto de nuestro análisis será precisamente esta configuración, aunque el kart también puede utilizarse fácilmente en las categorías direct drive. Algunos de los cambios no son directamente visibles, sino que afectan a la parte de la construcción: desde el control de calidad hasta la elección de materiales y tratamientos.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana