Elige el idioma.
TKART magazine Informe | Guía de compra de llantas OTK Kart Group (per Tony Kart, Kosmic kart, LN racing kart, Exprit...)
Exclusive Content

GUÍA DE COMPRA DE LLANTAS OTK KART GROUP (PER TONY KART, KOSMIC KART, LN RACING KART, EXPRIT...)

Jacopo Colombo
21 Noviembre 2023 • 23 min. de lectura
alt

Una gama de 7 productos destinados a los karts de competición Junior/Senior (tanto Shifter como Direct-Drive), a los MINI y también al mundo Rental. Te explicamos cómo se crean las llantas de la firma italiana, qué elecciones de construcción realiza su departamento de I+D y qué modelo elegir en función de las condiciones climatológicas y el agarre que ofrezca la pista

Advertisement

LA EMPRESA

OTK Kart Group - con las marcas Tony Kart, Kosmic Kart, Exprit Kart, LN Racing Kart, Gillard Kart, EOS Kart, Redspeed Kart - es el fabricante líder de chasis y componentes para Racing Kart (pero también produce una línea de karts de alquiler, Viper Kart). En cuanto a la fabricación de llantas, OTK Kart Group maneja las fases de diseño y mecanizado de sus productos totalmente 'in-house'. La única parte delegada a proveedores externos es la fundición de componentes en bruto y todos los procesos de tratamiento final. Ambos procesos, no obstante, se llevan a cabo de acuerdo con las normas de diseño y los estándares de producción impuestos por el propio Grupo OTK Kart.

Diseño

El departamento de I+D de OTK Kart Group es el responsable del diseño de cada una de las piezas de los karts que comercializa y, por lo tanto, también de todos los modelos de llantas de las listas de sus siete marcas propias, encabezadas por Tony Kart. Comienza siempre con la finalización de varios proyectos (dibujos técnicos) realizados en CAD (Computer-Aided Design) utilizando el software 'Creo' en 2D y 3D, con el fin de evaluar diferentes opciones que cumplan con los requisitos de comportamiento de la llanta y rendimiento en pista del kart que la empresa se ha propuesto alcanzar. Una vez seleccionadas las alternativas más convincentes, se pasa a la fabricación de prototipos mediante impresoras 3D. En esta fase se realizan tanto prototipos enteros como (en lo que se refiere a los modelos de magnesio, que a diferencia de los de aluminio tienen espesores variables) secciones, con el fin de tener una visión completa de las distintas porciones de la llanta y poder valorar posibles intervenciones para mejorar los diseños originales. Una vez superada esta fase preliminar de desarrollo, pasamos al moldeado del nuevo modelo de llanta y a la producción de un pequeño lote de piezas. A esto le sigue una fase de pruebas reales en circuito, que es crucial para controlar el rendimiento de los nuevos productos y comprobar que no surgen problemas debidos al uso, que no estaban previstos en la fase de diseño. Si se obtienen resultados positivos de las pruebas en pista, se pasa a la producción en serie de los nuevos modelos de llantas, que se incluyen entonces oficialmente en el catálogo de productos de OTK Kart Parts.

alt
El primer paso en la realización de cada modelo de llanta es la definición de un dibujo técnico. La imagen muestra la sección y la perspectiva frontal de un modelo de llanta trasero MXJ.
Una vez realizado el dibujo 2D, se pasa a la creación de una representación 3D que permite una primera visualización y análisis del nuevo producto.
alt
La fase de diseño implica la realización de prototipos especiales, creados mediante impresoras 3D.

Fundición

La empresa italiana, en función de las características que quiera dar a la llanta, pero independientemente del material (magnesio o aluminio), utiliza dos procesos de producción distintos: 

  1. Fundición a baja presión: se aplica tanto a las llantas de magnesio como al modelo de aluminio destinado a los karts Rental y ha sustituido al proceso de fundición por gravedad, garantizando una calidad de producción superior. Se trata, de hecho, de un proceso que -precisamente por la baja presión que se ejerce al introducir el material en el molde- favorece un mejor llenado del propio molde, reduciendo así la creación de porosidades que pueden ser perjudiciales para la estructura del producto final, ya que pueden generar grietas y el consiguiente fallo de la llanta.
  2. Fundición a presión: destinado a las llantas de aluminio y algunos modelos de magnesio, se trata de un proceso de fundición más rápido que la fundición a baja presión, ya que el material se inyecta literalmente en el molde empujándolo. Sin embargo, esta rapidez de acción aumenta el riesgo de turbulencias y de burbujas dentro de la propia estructura de la llanta. No obstante, los estrictos controles de calidad establecidos por OTK Kart Group garantizan la integridad estructural de cada producto. 

El tipo de fundición utilizado influye directamente en el comportamiento de la llanta en la pista. De hecho, las llantas producidas por fundición a baja presión garantizan un mejor deslizamiento del kart en condiciones de pista con asfalto caliente y gran adherencia. Las producidas por fundición a presión, en cambio, son óptimas en condiciones de pista fría o cuando la pista aún no está perfectamente engomada, ya que garantizan un mejor agarre al grupo rueda. Una llanta de magnesio fabricada por fundición a baja presión: como puede verse, la cantidad de material sobrante que debe eliminarse mediante mecanizado CNC es considerable

alt
Un círculo fabricado por fundición a presión, una vez extraído del molde, tiene una cantidad mínima de "rebabas" que hay que eliminar para que el producto alcance la forma y el tamaño finales deseados.
alt
Un círculo fabricado por fundición a presión, una vez extraído del molde, tiene una cantidad mínima de "rebabas" que hay que eliminar para que el producto alcance la forma y el tamaño finales deseados.

Mecanizado CNC

Para garantizar la máxima calidad de sus productos, la empresa italiana utiliza maquinaria tecnológicamente avanzada y ha automatizado la mayoría de sus procesos de producción. Las llantas producidas por fundición a baja presión requieren más mecanizado CNC, ya que tienen mucho material sobrante. Son fácilmente reconocibles porque están mecanizadas tanto internamente (es decir, en la zona que luego cubre el neumático) como externamente (es decir, la parte de la moldura, la que queda visible cuando se monta el neumático). Los modelos fabricados con el método de fundición a baja presión se pintan como último paso. De hecho, con este método de producción se obtienen productos en bruto que requieren un mayor procesamiento mediante maquinaria robotizada. Cada llanta de fundición a presión es controlada por un operario y, a continuación, se procesa externamente mediante maquinaria robotizada en el lado del talón del neumático. En lo que respecta al mecanizado, las llantas producidas por fundición a presión sólo se acaban en el talón, ya que esta técnica de producción produce un exceso mínimo de material. Al final de esta fase, la llanta se recubre de polvo y se devuelve a la máquina para realizar los mecanizados necesarios para completar el producto (por ejemplo, el centrado en el buje y la realización de los orificios para los tornillos antipatinaje).

alt
La maquinaria utilizada por OTK Kart Group procesa las llantas eliminando el material sobrante y produciendo los detalles estructurales que las caracterizan.
La maquinaria robotizada que procesa las piezas en bruto que llegan a OTK Kart Group desde la fundición.
alt
La maquinaria robotizada que procesa las piezas en bruto que llegan a OTK Kart Group desde la fundición.
El brazo robotizado se encarga de trasladar la llanta desde la máquina CNC hasta las demás estaciones del proceso de producción, como la de lavado de la propia llanta y la de prueba de estanqueidad.

Tratamientos finales

La última etapa de producción a la que se someten las llantas OTK Kart Group se refiere a los tratamientos, que difieren según el método de fundición utilizado y el material del modelo. 

  1. Las llantas de magnesio fabricadas por fundición a baja presión se someten a un proceso de pasivación, mediante el cual las llantas se sumergen en una solución. Este proceso limpia la superficie de impurezas e iridiscencias típicas del magnesio, lo que confiere al producto mejores cualidades estéticas. También crea una capa protectora muy fina en la superficie que protege la llanta de la corrosión. La pasivación, sin embargo, no tiene una función de sellado. Por esta razón, cada llanta se somete a una "impregnación" sumergiéndola en líquidos especiales y manteniéndola al vacío. Al hacerlo, el material absorbe las sustancias impregnantes que hacen que la llanta sea estanca. A continuación viene la fase de recubrimiento líquido, que crea una capa muy fina de color que oscila entre 8 y 12 µm, a diferencia del recubrimiento en polvo, que puede llegar a 120 µm. Las capas de pintura más finas garantizan un mayor intercambio térmico, por lo que la llanta puede garantizar temperaturas de funcionamiento más bajas y constantes. 
     
  2. Las llantas de aluminio moldeado a presión sólo se someten a un tratamiento final, el del revestimiento en polvo. De hecho, el aluminio no requiere un tratamiento de protección contra la oxidación, ya que desde un punto de vista químico, a diferencia del magnesio, es menos propenso a este fenómeno. Además, teniendo en cuenta que los modelos de aluminio son recomendados por OTK Kart Group como óptimos en condiciones de "lluvia/baja temperatura/bajo nivel de agarre que ofrece la pista", el recubrimiento en polvo permite a este tipo de llanta un bajo intercambio térmico y, por tanto, una mayor capacidad de la llanta para acumular calor, aspecto que ayuda a que los neumáticos entren antes en la ventana de temperatura de funcionamiento correcta. Sin embargo, este tipo de tratamiento no es exclusivo de los modelos de llantas de aluminio. Algunas llantas de magnesio, fabricadas por fundición a presión, también llevan un recubrimiento en polvo. La razón está siempre relacionada con el mantenimiento de la temperatura: estos modelos específicos están pensados para su uso en condiciones de pista fría, lo que significa que se necesita más calor a nivel de los neumáticos.
alt
Este es el aspecto de las llantas de fundición a presión en las tres fases principales de producción: [1] tras la fundición, [2] tras el mecanizado CNC y [3] tras el tratamiento final. En este caso estamos ante el modelo AXJ, fabricado en aluminio.
alt
En esta foto se pueden ver las tres etapas de procesamiento del modelo AXJ desde el punto de vista del exterior. Dado que se trata de un modelo fundido a presión, puede verse que inmediatamente después de la fundición está estructuralmente "listo". De hecho, son visibles las líneas de los radios extendidas hasta el borde de la llanta, así como todos los orificios para la fijación al buje.
alt
También en esta imagen tenemos el modelo AXJ visto desde una tercera perspectiva: el lado del buje.
alt
Este es el aspecto de las llantas, fabricadas por fundición a baja presión, después de las tres macro fases de producción: [1] tras la fundición, [2] tras el mecanizado CNC y [3] tras el tratamiento final. En este caso, nos fijamos en el modelo MXC, fabricado en magnesio.
alt
En esta imagen puede verse cómo el proceso de fundición a baja presión requiere entonces más mecanizado por parte de la maquinaria. De hecho, en este caso, a diferencia de la fundición a presión, el exceso de material en la llanta es importante. Además, los orificios de paso para los tornillos del buje, así como los de paso de la válvula de inflado, no están ya presentes tras la fundición, sino que se realizan posteriormente mediante mecanizado CNC.

Control de calidad

El control de calidad, dentro del ciclo de producción de OTK Kart Group, no representa una fase propiamente dicha que deba insertarse antes o después de una determinada operación de mecanizado. Podemos decir que esta actividad acompaña todas las distintas etapas de la construcción de una llanta, empezando por la fase "cero", es decir, el estricto control y las pruebas de calidad correspondientes que se realizan sobre las materias primas (aluminio y magnesio) adquiridas. Incluso una vez que una llanta ha completado todos los pasos de su proceso de producción, pasa por el departamento de control de calidad de OTK Kart Group. Aquí, los técnicos comprueban que cada modelo cumple determinadas normas de seguridad y estructurales. El primer paso, al que se someten todos los productos, es la prueba de estanqueidad: sumergiendo la llanta en agua, "sometiéndola a presión", se comprueba que no escapan burbujas de su estructura. La aparición de burbujas de aire, de hecho, indica que hay grietas o partes dañadas. El segundo paso se refiere al análisis de las corrientes parásitas. Este paso se realiza por muestreo y es una prueba más profunda para averiguar si la llanta presenta micro fracturas o imperfecciones estructurales.

La prueba de corrientes parasitas se realiza con un instrumento especial equipado con una sonda "pluma" que el técnico pasa por toda la superficie del producto, detectando cualquier defecto. En caso de que aparezcan deformaciones, en el monitor al que está conectada la sonda aparecerá un cambio en el gráfico cada vez que se pase por encima de la grieta.

MEDIDAS A TENER EN CUENTA

La estructura de la llanta desempeña un papel muy importante en el rendimiento de la pista, por lo que es importante prestar atención a estas mediciones.

Anchura

Por anchura se entiende la distancia entre los dos perfiles, el interior y el exterior, de la llanta. Se trata de una medida que tiene límites máximos en el reglamento CIK-FIA: 135 mm para las llantas delanteras de seco y 215 mm para las traseras. En cuanto a las llantas para lluvia, en cambio, las medidas máximas son 130 mm y 180 mm respectivamente (diseñadas más estrechas, ya que un neumático más estrecho 'corta' mejor el agua en la pista). Estos valores son los mismos para todos los chasis Junior y Senior, correspondientes a las siguientes categorías de Karting de la FIA: OK, OKJ (Direct-Drive) y KZ (Shifter). En cuanto a los MINI, los límites impuestos son de 120 mm delante y 150 mm detrás, válidos tanto para seco como para mojado. OTK Kart Group, por su parte, aplica las siguientes anchuras a sus modelos:

  • los MXC, MXJ y MXQ de magnesio - para karts Junior/Senior en seco - miden 130 mm delante y 212 mm detrás;
  • el AXP de aluminio - para karts Junior/Senior en condiciones húmedas - mide 130-180 mm (delante-detrás);
  • el MXC de magnesio, para karts MINI en seco, mide 115-147 mm (delante-detrás);
  • el AXJ de aluminio, para karts MINI en mojado, mide 110-145 mm (delante-detrás). Este último modelo también
  • está disponible en una única medida de 130 mm, destinada a determinados campeonatos en los que se compite con cuatro llantas idénticas;
  • el AXP de aluminio -para karts Rental tanto en seco como en mojado- en tamaño de 130 mm delante y 180 mm detrás.
alt

Offset

En el sector del automóvil, se entiende comúnmente por offset la distancia (medida en milímetros) entre el plano central de la llanta y el plano de su fijación al buje. Sin embargo, en el karting, el offset se define habitualmente como la distancia entre el apoyo del buje y el plano que pasa por el borde interior de la llanta. Esta medida no está sujeta a restricciones reglamentarias y se define a discreción de cada fabricante. Esta medida tiene un impacto directo en la capacidad de torsión de la llanta propia. En otras palabras, al aumentar el "offset" se incrementa la rigidez de la llanta lo que, a su vez, aumenta el nivel de agarre que el kart ofrecerá en la pista, especialmente a la salida de las curvas. Por este motivo, es habitual usar las llantas con mayor "offset" en los karts con cambio (en los que se suele preferir la búsqueda de agarre a la fuidez, al contrario que en las clases direct drive) y a situaciones de pista con niveles de aderencia o grip bastante bajos. No obstante, OTK Kart Group ha optado por estandarizar todas sus llantas (Junior/Senior, MINI y Rental) con un offset delantero de 48 mm y un offset trasero de 58 mm. Estas son las medidas que mejor se adaptan a los chasis de las marcas propiedad de la empresa italiana (Tony Kart, Kosmic Kart, LN Racing Kart, Exprit Kart, Gillard Kart, Redspeed Kart, EOS Kart). Además, la elección de estandarizar la medida del offset se basa en que la variación de este parámetro puede ser del orden de mm, una medida que no garantiza cambios relevantes en el rendimiento. En cambio, se pueden obtener resultados trabajando en muchos otros aspectos de la corrección de la flexibilidad y la geometría del chasis.

alt

Espesor

Es la medida, en milímetros, que expresa el espesor de la estructura de la llanta. Al igual que el offset, también para este parámetro el reglamento FIA Karting no prevé imposiciones, por lo que cada fabricante puede "jugar" sobre este aspecto para dar a la llanta una estructura más o menos rígida. De hecho, las llantas OTK Kart Group tienen, en relación a la pieza considerada, valores más altos o más bajos en función de la resistencia o flexibilidad deseada. Sin embargo, la medida es siempre alrededor de 3 mm.

alt

PCD

Es el diámetro, medido en milímetros, de la hipotética circunferencia creada al unir los puntos de anclaje de la llanta con el buje. Tampoco en este caso existe una limitación reglamentaria, pero OTK estandariza el valor para todos los modelos en 58 mm, la medida que siempre ha utilizado la empresa italiana para sus llantas.

alt
Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96 € / semana
6
Explora estos y muchos otros
contenidos premium
Ir al Magazine