Elige el idioma.
Tkart magazine

Editorial | Kees van de Grint: las revoluciones técnicas del karting (nunca realizadas)

3
Exclusive Content

KEES VAN DE GRINT: LAS REVOLUCIONES TÉCNICAS DEL KARTING (NUNCA REALIZADAS)

03 julio 2022

Un eje nunca visto antes, kart de seis ruedas, neumáticos que garantizaban un grip de locura... En la historia de este deporte, ha habido experimentos que podrían haber cambiado la propia concepción que tenemos hoy en día de los chasis de competición, pero por diversas razones se han quedado sólo en "si" y "pero". Gracias al relato de uno de los mayores conocedores de la historia del karting, recorremos algunas de estas etapas.

alt

En el karting de antaño, los chasis "extravagantes" estaban a la orden del día. Sorprendían e incluso iban tan rápido que podían desencadenar verdaderas revoluciones técnicas, pero al final siempre ocurría algo que las detenía. Precisamente por eso, el karting también puede unirse al coro de "quién sabe si". Quién sabe cómo habrían funcionado esos chasis y a qué habrían dado lugar... Si hubieran podido correr. Ante la pregunta "¿Cuál es la revolución técnica más grande del karting que nunca se ha hecho realidad?", incluso un líder de opinión del motorsport como Kees van de Grint, que conoce la historia del karting y la ha vivido, prácticamente toda, muestra algunos momentos de duda. Momentos que devuelven la medida de la cantidad de ideas potencialmente revolucionarias, pero nunca del todo realizadas, que se han sucedido en la historia de este deporte desde 1956, año de su nacimiento en Estados Unidos. Sin embargo, Kees sólo tiene que reflexionar un momento para tener la primera "iluminación" de esta historia: un chasis Robardie (producido por Bengt Peterson en los años 60, que ya conocimos en el viaje que realizamos, de nuevo gracias a Kees van de Grint, en las "Cuatro eras técnicas del karting") llamado X2, que debutó en 1971. Un kart con un eje revolucionario que incluso tenía ruedas traseras con camber negativo para mejorar el agarre a la pista y, en consecuencia, una mayor velocidad en las curvas. "En los karts, el camber (el ángulo que regula la incidencia de la banda de rodadura sobre el asfalto) sólo puede ajustarse en la parte delantera, mientras que en la parte trasera, la presencia de un eje rígido, una sola "pieza", hace imposible dicho ajuste.

Sigue leyendo el artículo suscribiéndote por solo 0,96€/semana